Traductores del viento

traductores del viento

EL LUGAR

Bustarviejo es un municipio situado a 60 km al norte de Madrid. Pertenece a la Dehesa Vieja y está rodeado por montañas de la sierra norte madrileña. Su antigua estación de tren es el lugar que albergará nuestro ilusionante Proyecto.

ALIANZA: PASADO Y FUTURO DE LA ESTACION

ADIF -a traves de su programa “Activos para el Desarrollo”- tiene en cuenta el potencial que representan sus inmuebles que han dejado de cumplir una función ferroviaria (generalmente antiguas estaciones, como la Estación de Bustarviejo donde se desarrolla el Proyecto de Traductores del Viento). Por otra parte contempla las necesidades y retos que tiene la sociedad: el desafío que representa el problema de la despoblación rural, el desarrollo económico o el bienestar social en los territorios donde se ubican los espacios en desuso. Estos edificios, forman parte de la memoria colectiva, de la cultura y son importantes en el desarrollo sostenible y en el medio ambiente.

Tanto en Traductores del Viento, como desde el Programa de ADIF, tenemos gran interés en la recuperación y conservación de estos edificios por su valor cultural, histórico o arquitectónico, evitando que avance el deterioro de los mismos y la perdida de la memoria.

En TRADUCTORES DEL VIENTO estamos recuperando y vamos a reutilizar la antigua estación de Bustarviejo, para la creación y el arte, para el pensamiento y la reflexión, para el encuentro y para apoyar una cultura mas respetuosa con el ser humano y con la naturaleza..

No puede haber un desarrollo sostenible sin cultura. Es necesario comprender los desafíos a los que se enfrenta la Humanidad. La Cultura tiene poder para generar un cambio transformador de nuestro mundo.

 

En ADIF  -a través de “Activos para el Desarrollo”– y en TRADUCTORES DEL VIENTO, coincidimos en apoyar varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Aun no existiendo un ODS especifico para la Cultura, esta si está presente de manera transversal en objetivos relacionados con la educación y la salud, la protección del patrimonio y del medio ambiente, la promoción de sociedades inclusivas y no violentas, o la generación de objetivos y alianzas.

LA HISTORIA DE LA ESTACIÓN

La Estación de Bustarviejo fue construida por presos condenados a trabajos forzados (la mayoría presos republicanos de la guerra civil). Esta obra comenzó bajo la dictadura de Primo de Rivera y la continuarían los presos durante el periodo franquista. Existían otros destacamentos de presos en los pueblos de alrededor. La Estación de Bustarviejo no se inauguraría hasta 1968.

El destacamento de Bustarviejo (enclavado en la Dehesa Vieja, a 2,5 Km. del pueblo de Bustarviejo) fue establecido el 9 de noviembre de 1944, a solicitud de la empresa constructora Hermanos de Nicolás Hernández, para construir el tramo comprendido entre los municipios de Miraflores de la Sierra y Valdemanco, dentro de las vias de tren Madrid-Burgos.

Las obras más importantes fueron la perforación de los túneles del Pendón y de El Collado, de 395 y 248 metros respectivamente, la construcción del viaducto de ferrocarril de la Gargüera, de 169 metros de longitud, con 11 arcos de 12 metros de luz y 30 metros de altura, así como las dependencias de la propia Estación de Bustarviejo y una carretera de enlace de dos kilómetros.

(Fuente: Municipio de Bustarviejo, Asociación «Los Barracones»)